¿Cuál es la cena correcta antes de ir a dormir?

alimentonenos

Alimentos que influirán sobre el estado de ánimo, la naturaleza del sueño, el despertar por la mañana y la calidad de vida de los niños.

Como primera medida es importante impartir el sabor de diversos productos alimenticios desde una edad muy temprana. Los patrones nutricionales se asimilan en la niñez y lo acompañan hasta la adolescencia.

Cual es la cena correcta antes de ir a dormir, es lo que intentan clarificar los expertos. Cuál es el efecto que tienen los alimentos sobre el despertar, el estado de ánimo, la naturaleza de los sueños y cómo se levantarán y continuarán el día siguiente.

Si las cenas de las personas adultas en un hogar son tomadas a la ligera, lo que es preferible que no suceda, la cena de los niños es extremadamente importante y contribuye a un desarrollo normal y a brindarle un estado de ánimo positivo.

No hay ninguna duda de que los niños a veces pueden ser demasiado críticos con sus comidas, de modo que el adulto deberá pensar en todas las formas de presentárselas de una forma agradable.

Es muy importante comenzar desde pequeños a impartir los sabores de diversos productos alimenticios. La cena de los niños debe ser equilibrada, consiste principalmente de proteínas como ser huevos o quesos, carbohidratos complejos como pan de centeno o trigo espelta (es una especie de trigo). La idea es consumir la menor cantidad posible de productos procesados. Es muy importante incluir vegetales realzando la mayor cantidad de colores y texturas como sea posible.

Los quesos pasan a ser una parte importante de esta dieta y los hay de una cantidad de diferentes animales, no es necesario consumir los producidos con leche vacuna.

Importante también es el horario en el que se consume la cena, preferiblemente debería ser alrededor de las 19 horas. De modo que el cuerpo no consuma azúcar, no produzca insulina y la hormona pueda ofrecer hasta cinco veces su rendimiento. Inclusive es preferible no comer absolutamente nada entre las 19 y las 7 horas, esto ayudaría al metabolismo y a las grasas abdominales.

Es aconsejable diversificar las cenas con sopas y legumbres como la sémola y verduras. Las tortillas con queso, vegetales, huevos. Si los padres consumen carnes, algunos especialistas recomiendan algo de carne en forma liviana, o atún si es que los niños no consumieron estos animales durante el día, obviamente que estos productos serán sustituidos en padres que no consumen carnes. Un producto verdaderamente proteico tiene que contener 100 calorías en una porción y se encontrarán más o menos siete a ocho gramos de proteínas. Los niños deberán consumir alrededor de un diez por ciento de proteínas, por ejemplo un huevo y un poco de queso.

Los productos dulces son absolutamente negativos por la noche, si el niño insiste en comer algo dulce de noche se le podrá disfrazar con frutas o una taza de leche chocolatada, rebajada con agua y realizada con un cacao (verdadero) sin azúcar, de este modo reciben proteínas y calcio, al mismo tiempo que se relajan como consecuencia de un buen cacao.

Fuente: Aurora Israel

Click HERE is best bookmaker in the world.
Offers Bet365 best odds.

Estado del Tiempo

Indicadores

Publicidad

  • PUBLICIDAD PAI
  • aym
  • ingenia
  • debora

INSCRIBASE A NUESTRO BOLETÍN





Joomla Extensions powered by Joobi
All CMS Templates