Israel desarrolla posible cura para Leucemia Mieloide

Según un artículo publicado por el profesor Yinon Ben-Neriah y su equipo de investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU), han desarrollado un nuevo fármaco biológico para el tratamiento de la leucemia mieloide aguda, con una tasa de curación, en ratones de laboratorio, del cincuenta por ciento. La compañía, BioTheryX recientemente compró los derechos de esta droga a la empresa de transferencia tecnológica de la Universidad Hebrea, Yissum.

Esta leucemia produce gran variedad y cantidad de proteínas que juntas generan células leucémicas con crecimiento rápido evitando que el tratamiento de quimioterapia se realice con éxito.

La leucemia mieloide aguda es uno de los cánceres más agresivos. En tanto que otros cánceres se han beneficiado de nuevos tratamientos, no ha habido noticias alentadoras para la mayoría de los pacientes con leucemia mieloide aguda hasta la fecha.

La nueva droga desarrollada por Ben-Neriah y su equipo funciona como una bomba de racimo que ataca varias proteínas leucémicas a la vez, lo que dificulta que las células leucémicas activen otras proteínas que pueden evadir la terapia.

Este fármaco de molécula única logra el trabajo de tres o cuatro fármacos por separado, lo que reduce la exposición de los pacientes de cáncer a la utilización de diferentes terapias y la necesidad de hacer frente a los efectos secundarios que frecuentemente son insoportables.

La mayoría de los medicamentos biológicos contra el cáncer, utilizados para tratar la leucemia se dirigen solo a las proteínas de células leucémicas individuales. Sin embargo, durante los tratamientos de terapia dirigida, las células leucémicas activan rápidamente sus otras proteínas y bloquean el medicamento, provocando la resistencia a los medicamentos que rápidamente vuelven a crecer y fortifican la enfermedad.

Al mismo tiempo puede observarse una prometedora esperanza para erradicar las células madre de la leucemia mieloide. Este ha sido el gran desafío en la terapia del cáncer y es una de las razones principales por las que los científicos no han podido curar este tipo de cáncer.

Fuente: Aurora Israel

Comparte