Los pensamientos de Dios para la familia

Sabemos que Dios es el creador de la familia, por lo tanto conoce todas las cosas pertinentes a ella, y es quien puede ofrecer el más sano consejo. Si uno mantiene la opinión de que el matrimonio es un contrato social entre dos individuos –eso y nada más- no se interesará por conocer los pensamientos de Dios para la familia.

Pero si está dispuesto a considerar que el matrimonio es más que esto, que algo misterioso y maravilloso yace en el corazón del mismo, que es la creación de Dios, y que alcanza su más alta potencia y destino dentro de una estructura que él ha establecido, entonces puede encontrar exactamente los consejos de Dios que están en las Sagradas Escrituras.

Los principios que están en la Biblia son hoy tan verdaderos y válidos como cuando fueron escritos, lo que para nuestra generación es algo difícil de aceptar.

Elton Trueblood ha dicho: “Uno de los dogmas predominantes en nuestro tiempo es la extrema creencia de que todos nuestros problemas son nuevos. A esto yo lo llamaría enfermedad de contemporaneidad… asociado con ella hay un concepto terrible… la noción de que estamos viviendo en un tiempo tan fresco y que la sabiduría ha llegado con nosotros, mientras que nadie antes la tuvo, yo encuentro que esto es un concepto absolutamente intolerable”.

Se dice que Erwin Rommel, el gran general alemán de la segunda Guerra Mundial, era un ávido de las tácticas de combate de Roberto E. Lee. Uno peleó con caballos, el otro con tanques. Uno llevó a cabo sus campañas en las planicies ondulantes y montañas bajas del este de los Estados Unidos, el otro en las arenas del desierto del norte de África. Sin embargo, los principios de la estrategia militar dieron a estos dos hombres una base común de entendimiento, aun cuando estaban separados por el tiempo y por su fondo cultural. Las condiciones y las situaciones pueden cambiar, pero los principios básicos –si son verdaderos- tienen validez permanente.

Por: Apóstol Enrique Torra

Comparte