Nicaragua y Costa Rica en choque diplomático

Nicaragua calificó de “irrespetuosas” e “injerencistas” unas declaraciones del presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado sobre “asuntos internos” del país, indicó el gobierno en un comunicado.

El gobierno no mencionó lo dicho por Alvarado y también expresó su molestia por un comunicado de la cancillería cuyo contenido consideró como “pretencioso e insolente”, lo que estimó “una cortina de humo” a su propia situación de crisis interna tras un mes de protestas.

Las relaciones generalmente tensas por asuntos limítrofes entre ambos países se elevaron tras la detención de un ciudadano costarricense de origen nicaragüense durante una redada de 30 personas en una manifestación duramente reprimida en Managua.

Alvarado había expresado a través de twitter “su profunda preocupación” por las capturas de más de 30 personas opositoras, entre ellas el costarricense de origen nicaragüense, Allan Cardero Ocón. El mandatario hizo un llamado “urgente” a través de la red social al cese inmediato de la represión y detenciones arbitrarias.

La cancillería de Costa Rica se pronunció sobre el tema en términos similares y demandó la liberación de Cordero.

El consulado costarricense informó que Cordero fue liberado: “Fueron unas horas muy angustiantes para él, para su familia y para nosotros en el Consulado”, dijo el consul Oscar Camacho.

Las autoridades nicaragüenses no se refirieron en el comunicado al caso de Cordero ni a su liberación.

Managua reclamó a su vecino del sur a guardar relaciones “respetuosas” y de no injerencia tras señalar que no es práctica de su gobierno hacer “comentarios ni pontificar” sobre problemas de otras naciones.

Fuente: AFP

Comparte