Cargos a contralor de Bogotá agitan debate sobre su renuncia

Tras la decisión de la Fiscalía de imputarle cargos a Juan Carlos Granados, actual contralor de Bogotá, por supuestos delitos de concierto para delinquir e interés indebido de dos contratos, que tienen relación con el escándalo de Odebrecht, algunos concejales de la ciudad hicieron un llamado para que se retire del cargo, argumentando el bienestar y el futuro de Bogotá, mientras que otros afirman que no debería renunciar  por la presunción de inocencia.

El concejal Yefer Yesid Vega, del partido Cambio Radical, afirmó que “en la difícil situación en la que se encuentra el contralor de Bogotá, lo que debería hacer es apartarse del cargo, hasta tanto se aclare la situación”. Resaltó que “es un tema de ética profesional” y que de no hacerlo se pone en juego la credibilidad de la institución ante la ciudadanía.

En caso de que Juan Carlos Granados renuncie a su cargo, la dirección de la Contraloría debe ser asumida por un funcionario auxiliar, y el proceso debe ser ratificado por el Concejo de Bogotá. El nombramiento será temporal mientras avanza la elección del nuevo contralor. 

Juan Carlos Granados declaró en ese documento que su única relación con esta empresa fue en el proyecto Tunjuelo – Canoas: “A mi llegada a la Contraloría encuentro archivado el proceso y ordeno en el 2016 reabrirlo consolidando hallazgos para julio de este año por $ 230 mil millones, además decreto embargos por esta cuantía y logro embargar $ 40 mil millones de pesos”.

Comparte