Bulgaria lucha por derechos de libertad religiosa

La Alianza Evangélica Española ha comunicado a la embajada de Bulgaria en España su preocupación por la nueva ley religiosa que se está estudiando implementar en este país, la cual ha despertado una gran preocupación en la comunidad evangélica y también en las demás comunidades religiosas.

En la carta enviada al embajador de Bulgaria en España, la AEE explica que “al tratar de controlar los donativos, interferir con la educación teológica y establecer instrumentos de regulación estatales sobre cuestiones que tienen que ver con responsabilidades del personal religioso, el Estado búlgaro estaría asumiendo poder de forma inadecuada en la vida interna de las comunidades religiosas.

Prácticamente cada artículo de la nueva normativa impone la autoridad política sobre la vida religiosa de forma errónea e inadecuada”.

Recuerda en su misiva que “todos los grupos religiosos han reaccionado negativamente ante los cambios propuestos en la ley debido a las mencionadas restricciones que se pretenden llevar a cabo. Como consecuencia, miles de ciudadanos se encontrarían en una posición de fragilidad y verían mermado el ejercicio de uno de los derechos fundamentales del ser humano: la libertad religiosa”.

La Alianza Evangélica expresa que “como minoría religiosa en nuestro país, sabemos muy bien lo fundamental y vital que es esta libertad y cuánto sufrimiento e injusticia ha causado la negación de este derecho esencial en el pasado. Creemos que la libertad de religión es el fundamento de una sociedad próspera y abierta”.

Es por ello que solicitan a la Embajada de Bulgaria en España “que interceda con su gobierno para que frene la aprobación de este borrador de reforma y promueva una ley más justa que garantice la libertad religiosa a todos sus ciudadanos sean de la religión que fuere”.

Una carta similar se ha enviado a los parlamentarios españoles del Parlamento Europeo. Ambas iniciativas responden a la petición de los evangélicos de Bulgaria, que han solicitado el apoyo internacional para denunciar una ley que, en caso de aprobarse definitivamente, afectará gravemente al desarrollo de la libertad religiosa en el país.

Fuente: Protestante Digital

Comparte