Hayan en Cesárea monedas de oro de 900 años

En el puerto de Cesárea se descubrió un lote de raras monedas de oro y un zarcillo de oro, escondidos hace 900 años.

Este fascinante descubrimiento se realizó durante un extenso trabajo de excavación y conservación en Cesárea. El trabajo fue patrocinado por la Fundación Edmond de Rothschild, que invierte más de 150 millones de shekels para descubrir los tesoros ocultos en Cesárea y mejorar este sitio, que es el Patrimonio Mundial más importante de Israel.

Los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel comentaron: “El lote escondido es un testimonio silencioso de uno de los eventos más dramáticos en la historia de Cesárea: la violenta conquista de la ciudad por parte de los Cruzados. Alguien escondió su fortuna con la esperanza de recuperarla, pero nunca regresó”.

Por su parte, Michael Karsenti, CEO de Caesarea Development Corporation comentó que, “a raíz del descubrimiento movilizamos nuestros recursos de inmediato y este raro hallazgo ahora se muestra en el Puerto de Cesárea a partir de hoy y durante la duración de las vacaciones de Janucá”.

Este raro e importante tesoro, una pequeña olla de bronce con 24 monedas de oro y un zarcillo de oro, fue descubierto hace unos días en el Parque Nacional de Cesárea. Se encontró en el área del proyecto de excavación y conservación objeto de la inversión de 150 millones de shekels por parte de la Fundación Edmond de Rothschild, en cooperación con la Corporación de Desarrollo de Cesárea, la Autoridad de Antigüedades de Israel y la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel. El lote se encontró escondido entre dos piedras en el costado de un pozo ubicado en una casa de un barrio que data de los períodos Abbasid y Fatimid, hace unos 900 años.

Según los directores de la excavación, Dr. Peter Gendelman y Mohammed Hatar, de la Autoridad de Antigüedades de Israel, “las monedas encontradas en el escondite que data de finales del siglo XI permiten vincular el tesoro con la conquista Cruzada de la ciudad en el año 1101, uno de los eventos más dramáticos en la historia medieval de la ciudad. Según fuentes escritas contemporáneas la mayoría de los habitantes de Cesárea fueron masacrados por el ejército de Balduino I (1100–1118), monarca del Reino Cruzado de Jerusalén. Es razonable suponer que el dueño del tesoro y su familia perecieron en la masacre o fueron vendidos como esclavos y, por lo tanto, no pudieron recuperar su oro”.

Este importante descubrimiento se hizo cerca de la ubicación de otros dos tesoros del mismo período. El primero, una olla con joyas de oro y plata, descubierta en los años sesenta. El segundo, una colección de recipientes de bronce, que se encontró en la década de 1990. Estos tesoros se muestran actualmente en el Museo de Israel en Jerusalén.

El pozo donde se encontró el tesoro formaba parte de una casa de los barrios fatimí y abasí, construida unos mil años después del reinado de Herodes, debajo de la fachada occidental del templo herodiano. Estos barrios también se extendían hasta el muelle interior del puerto de Cesárea, que para entonces ya se había llenado de sedimentos.

Fuente: Aurora Israel

Comparte