Puede que haya pensado que no vale nada en la vida…

Si usted es básicamente bueno (como los humanistas y los psicólogos dicen) o malo (como los sacerdotes, los rabinos y los predicadores dicen) no es lo que realmente importa. Sin Dios usted no es normal; no esta viviendo a toda la capacidad que tiene.

Así que de la bienvenida a la voz amigable que no le ataca ni le condena, sino que honestamente le da esperanzas al recordarle que hay un Dios poderoso y amoroso que le cuida.

Reciba el mensaje amigable del Evangelio, el cual le dice que Dios lo creó para ser exactamente igual a Él; que el propósito de su vida es ser Dios en acción; que Él lo valoró tanto que pagó un precio infinito para redimirlo de la inferioridad, del deterioro, y del pecado. La Biblia dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” Juan 3:16. Una vez comprenda eso y lo acepte, Dios puede compartir Su vida con la gente en y a través de usted.

Puede que se sienta abrumado por esta información; puede que haya pensado que no vale nada en la vida, pero la voz amigable de Dios le alienta a mirar más allá de su humanidad para ver el plan del amor de Dios. Usted verá que todo este tiempo que estuvo viviendo en la vergüenza, Dios lo siguió amando; Él lo creó de modo que pudiera vivir en usted.

Quizás nunca escuchó a alguien que le dijera que usted es igual a Dios. Su conciencia lo condena; los sermoneadores lo amenazan y lo intimidan; sus propios hábitos y estilo de vida lo debilitan. Puede que viva en la soledad, el temor y la culpa. Pero recuerde, Dios lo ama y esta pensando en usted.

por Apóstol Enrique Torra

Comparte