Metro de Bogotá avanza a buen ritmo

Durante 2019 la Alcaldía de Bogotá busca apretar el acelerador para sacar adelante una serie de megaobras de movilidad con las que pretende cambiarle la cara a la ciudad y a los usuarios del transporte público. Una de ellas es la primera línea del metro, la principal apuesta en materia de movilidad. Se trata de una deuda histórica pendiente de los alcaldes capitalinos con los bogotanos, que durante más de seis décadas han esperado verlo hecho una realidad y que dejará cimentada esta administración.

Todo parece indicar que tras múltiples promesas, estudios, ideas, intentos y frustraciones, en esta ocasión el proyecto finalmente arrancó. Todo esto gracias a que ya cuenta con estudios aprobados por el Distrito, la Nación y la banca multilateral, y un cronograma avanzado que termina con la adjudicación de la licitación en el segundo semestre de este año.

Más allá de tratarse una obra de gran envergadura, el metro llegará a fortalecer un sistema integrado de transporte público que enfrenta altas exigencias. Actualmente por la ciudad circulan cerca de 13.000 buses del Sistema Integrado de Transporte (Sitp) y TransMilenio, que juntos movilizan a diario cerca de cuatro millones de pasajeros. La llegada del Metro permitirá movilizar más de un millón de pasajeros adicionales cuando complete toda su flota, en la medida que la demanda lo vaya exigiendo.

La primera línea del metro atenderá los corredores con mayor demanda de la ciudad, donde servirá una población conformada en 88% por estratos 1, 2 y 3. Inicia en Bosa y transita por las avenidas Villavicencio, Primero de Mayo y Caracas, donde termina en el sector de los Héroes. Contará con una extensión de 23,96 kilómetros, 1.443.000 metros cuadrados de espacio público. Sus 16 estaciones contarán con escaleras mecánicas, baños y servicios complementarios para los usuarios, tales como Cades, comidas, farmacias y bancos.

“A todos los bogotanos les contamos que aquí estamos avanzando para hacer un Metro de verdad, lo que hemos hecho durante tres años ha sido un esfuerzo gigantesco en estudios, en diseño, en evaluaciones, en negociaciones con el Gobierno Nacional, en estructuraciones jurídicas, trabajos con el BID, el Banco Mundial y el Europeo de Inversiones, que permitirán que esta obra sea una realidad y se pueda ejecutar en los próximos seis años”, afirmó el alcalde Peñalosa.

Fuente: RCN RADIO

Comparte