¿A qué se enfrentan los militares venezolanos que desertaron?

Con el reflejo de la llamarada en sus ojos, Augusto respira, cierra los ojos y sopla las velas de un ponqué, mientras recibe felicitaciones por su cumpleaños. Tiene 30 años y lleva más de 10 meses fuera de Venezuela.

La decisión de salir de su país no fue fácil, sin embargo, a diferencia de miles de venezolanos, Augusto cuenta con el Permiso Especial de Permanencia, una autorización del gobierno para permanecer en Colombia por dos años y trabajar.

Desde que llegó a vivir con su hermano en el Sur de Bogotá, ha aplicado a numerosas ofertas de empleo sin tener suerte.

A primera vista la historia de Augusto no parece muy distinta a la de los casi tres millones de venezolanos que se han desplazado forzadamente hacia otros países de América Latina.

Sin embargo, si regresa a su país podría enfrentarse a una pena entre seis y doce años de prisión. ¿La razón? era teniente de la Armada y decidió desertar. En abril de 2018 aprovechó un día de permiso, se vistió de civil y empezó su viaje hacia Colombia.

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?