A pie, en cicla o bus, en pasto buscan el quite a paro de panamericana

El bloqueo a la vía Panamericana por campesinos e indígenas del Cauca impacta en el vecino Departamento de Nariño, donde desde la semana pasada las autoridades determinaron restringir la venta de combustible para toda clase de vehículos.

Mediante el Decreto 007 del 15 de marzo del año en curso la Alcaldía de Pasto decidió de manera temporal modificar la venta y distribución de combustibles líquidos derivados del petróleo en todo el municipio.

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, se apartó de la posición de sus colegas de Cauca, Valle y Huila, frente a una salida ante la protesta, porque considera que no se está tomando una posición adecuada como pasó con el paro de estudiantes.
En las 47 estaciones de servicio existentes en la capital de Nariño se deberá vender el combustible de acuerdo a los siguientes valores máximos: vehículos de carga pesada, $ 60.000; vehículos de servicio público, $ 40.000; vehículos particulares, $ 20.000 y motocicletas, $ 10.000.

El Gobierno Municipal señala que de esta medida se excluyen los vehículos pertenecientes a los organismos de seguridad, entidades de socorro, servicio de salud, Fiscalía, Migración Colombia, Alcaldía de Pasto y Gobernación de Nariño y aquellos que prestan los servicios públicos.

Igualmente queda prohibida la venta de combustibles líquidos derivados del petróleo, tales como gasolina, ACPM, petróleo, kerosen o similares en pimpinas, barriles, canecas, carro tanques, pomas, tambores u otro tipo de recipientes en cualquier cantidad.

Comparte