La informalidad en vía pública es una pesadilla en la calle 38 sur


Cruzar diez cuadras desde la avenida Ciudad de Cali, por la calle 38 Sur, hasta la carrera 88F, en Patio Bonito, es toda una travesía. Si un peatón tiene afán, hay dos opciones: tener paciencia y a codazos abrirse paso en el trancón de personas o salir a la vía e intentar llegar al destino pero por donde transitan los carros y arriesgando la vida.

Los andenes permanecen colapsados y los vendedores informales trabajan tan pegados el uno del otro que no se pueden diferenciar. Los productos que más se venden son prendas de vestir, hiervas aromáticas, zapatos, joyería y confitería.

Muchas de las aceras están ocupadas por la informalidad y los transeúntes en varios intervalos cuentan solo con medio andén. Algunos de estos vendedores, por su parte, aseguraron que estaban de acuerdo con la recuperación de los espacios públicos, pero que era importante que pensaran en ellos y en opciones que sean benéficas y efectivas.

Los afectados no son solo los transeúntes sino los conductores que deben maniobrar para poder salir del embotellamiento provocado por carros estacionados en espacios prohibidos.

Según el alcalde local, Leonardo Rodríguez, el tratamiento del problema es complicado, puesto que convergen distintas problemáticas. “Es necesario que haya una mejora en las relaciones de convivencia porque los mismos comerciantes hacen uso inadecuado del espacio público”, señaló.

Según Rodríguez, la entidad trabaja de acuerdo con los lineamientos del código de policía y ejecutan conforme al debido proceso, es decir, que ellos no pueden desalojar a los vendedores informales de la noche a la mañana, deben seguir un procedimiento.

Frente a los reclamos de los residentes, afirmó que diariamente hay operativos y que seguirán trabajando por la recuperación del espacio público, que en parte es responsabilidad de todos.

FUENTE: EL TIEMPO

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?