¿De dónde viene, el Día del Padre?

Hallar su alumbramiento requiere remontarse en el calendario hasta los comienzos del siglo XX. Por entonces los recién creados EEUU acababan de estremecerse con un enfrentamiento fraternal entre los estados de la Confederación y los de la Unión. Aquella guerra civil, finalizada en 1865, había dejado miles de damnificados y no menos veteranos. Y entre ellos se hallaba el hombre gracias al que arribaría esta festividad: William Jackson Smart.

El regreso a su pequeña granja de Washington no trajo demasiadas alegrías a Smart. Ni mucho menos. Y es que, pronto se vio sacudido por la pobreza y por la responsabilidad de dar alimento a sus seis hijos. Todo ello, en solitario, pues su esposa había fallecido durante el último parto. Así lo afirma el propio LaRossa en su obra, donde también especifica que, a pesar de que aquellos años fueron muy duros para el excombatiente, logró superar la prueba a base de esfuerzo.

En memoria de «su cariño y su devoción», una de sus hijas, Sonora Smart Dodd, quiso rendirle un sincero homenaje. ¿Qué podía hacer? Por entonces, Ann Jarvis ya había logrado instaurar el Día de la Madre en recuerdo de su progenitora, así que nuestra protagonista decidió inspirarse en aquella idea y empezó a organizar la celebración del primer Día del Padre.

Su idea, en principio, era que el Día del Padre se celebrara a principios del verano y que coincidiera con el cumpleaños de Smart. Sin embargo, los preparativos se aplazaron por diferentes motivos y la fiesta se terminó llevando a cabo el 19 de junio de 1910. Aquella primera fiesta fue minoritaria, pero no pasaron muchos años hasta que se generalizó en todos los Estados Unidos.

Poco a poco, el Día del Padre se extendió a todas las regiones de Estados Unidos. Quizá por ello, el presidente Calvin Coolidge apoyó su institucionalización en 1924. Menos de medio siglo después, allá por 1966, Lyndon Johnson hizo lo propio, aunque determinó que la festividad se celebraría el tercer domingo de cada mes. Para terminar, el controvertido Richard Nixon lo hizo permanente en 1972.

Así nació, el Día del Padre tal y como lo conocemos en la actualidad.

Fuente abc.es

Comparte