Hayan sello del rey Josias mencionado en la Biblia

La pequeña pieza de arcilla tiene más de 2600 años y lleva grabado el nombre de un asistente del rey Josias, mencionado en la Biblia.

“¡Rápido! ¡Vengan a ver esto!”, exclamó una voz emocionada a los otros 20 miembros del equipo que cuidadosamente cernía las capas de rocas y arena. “¡Encontré algo!”. Este fue el increíble momento en el que un equipo de arqueólogos que cavaban bajo un estacionamiento en la Ciudad Vieja de Jerusalem encontró uno de los hallazgos arqueológicos más significativos de los últimos años: un sello oficial con el nombre de un importante miembro de la Corte Real de la antigua Judea.

La pequeña pieza de arcilla tiene más de 2600 años y lleva grabado el nombre de un oficial real conocido como Natan LaMelej, que significa “Siervo del Rey”, y que es mencionado en la Biblia, un asistente del rey Josías de Judea en el siglo 8 AEC.

Bajo los auspicios de la autoridad israelí de antigüedades, la excavación se lleva a cabo 12 metros debajo de un antiguo estacionamiento en el sitio arqueológico de la Ciudad de David.

El profesor Yuval Gadot, 51, director de arqueología de la Universidad de Tel Aviv y director de la excavación, le dijo a AishLatino.com: “No se trata sólo de otro descubrimiento. Estamos hablando de la cuna de la civilización y de un ítem sumamente significativo que lleva el nombre de un individuo específico”. El sello es la primera evidencia arqueológica del nombre bíblico Natan-Melej. Gadot agregó: “Este oficial era tan importante que no se referían a él utilizando el nombre de su padre. No era necesario hacerlo. Hablamos de alguien a quien todo el mundo conocía”.

Además encontraron otra piedra de ágata azulina, conocido como una bula, con la inscripción: “Pertenece a Ikar hijo de Mataniahu”. “Es una piedra muy bella y el hebreo es sumamente claro”, dijo Gadot y agregó:

“Lo más importante aquí es el contexto, porque tanto el sello como la bula fueron encontrados en el mismo edificio. A medida que vamos excavando podemos ver que ésta era una parte central de Jerusalem en esa época, con gran actividad administrativa y cercana al monte del Templo.

“A veces la vida como arqueólogo puede ser bastante monótona; a menudo pasan horas, días y semanas sin ningún hallazgo”. El día que encontraron el sello, Gadot recibió una visita de un colega arqueólogo de Los Ángeles. “Ven a ver lo que acabamos de encontrar”, le dijo Gadot. “No supo qué decir”.

Por Aurora Israel

Comparte