Colombia, con una clasificación perfecta

La Tricolor terminó la primera fase con 9 puntos, dejando buenas sensaciones de cara al partido que afrontará en la serie a la que llegan los ocho mejores del torneo

En la fase de grupos Colombia se lleva el título de ser la valla menos vencida siendo la única que no recibió gol. Completó 288 minutos dejando su arco en cero tanto con el portero titular, David Ospina, como con Álvaro Montero que actuó en el último juego ante Paraguay.

Sumada a las buenas actuaciones de los porteros, la labor de los defensas fue fundamental para terminar la primera fase de la Copa invictos. La pareja Dávinson Sánchez y Yerry Mina demostró estar en su mejor momento con entendimiento perfecto para los relevos, fortaleza en el juego aéreo y contundencia en los cierres. Adicionalmente, cuando se le dio paso a Cristian Zapata y John Lucumí, entraron con el mismo chip.

Wílmar Barrios se convirtió en el eje del funcionamiento del equipo. El cartagenero no solo es una muralla impasable, que le muestra su vehemencia para quitar balones a todo quien intenta pasar por sus territorios, sino que también inicia juego en la fase ofensiva con su primer toque limpio, el 83% de sus pases son acertados.

James Rodríguez llegó con lo justo a la concentración luego de una seguidilla de molestias físicas que padeció en el final de la temporada con el Bayern Múnich, el cuerpo técnico lo reservó en los juegos de preparación y el cucuteño afronta en óptimas condiciones Brasil 2019.

El segundo capitán de la Tricolor maneja los hilos de los partidos, colabora en defensa y exhibe su clase, como con la asistencia a Duván Zapata ante Catar y la jugada de gol invalidada de Luis Díaz frente a Paraguay.

Duván Zapata ratifica la buena temporada que tuvo con el Atalanta en Italia. El ‘Toro’ es el goleador de la Selección en el certamen con dos anotaciones, la primera la convirtió en su primer toque de balón cuando ingresó en los últimos minutos en el debut ante Argentina. La segunda la logró ante Catar coincidencialmente en el mismo minuto 86, pero en ese juego fue titular y el tanto fue el premio a la perseverancia.

El entrenador Carlos Queiroz ha acertado en los planteamientos de los partidos y en los cambios. Al luso no le ha temblado el pulso cuando ha tenido que tocar el equipo y lo ha hecho en el momento que el juego se lo indica. Muestra de ello fue en la victoria ante Catar, en el que sus dirigidos no encontraban el camino y desde el inicio del segundo tiempo movió el banco y cambió el sistema para acomodar a Falcao y Duván en el ataque para dar volumen ofensivo, lo cual derivó en el gol.

Fuente: MARCA

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?