Trump restringe más el asilo de centroamericanos

Donald Trump vuelve a endurecer las normas para los solicitantes de asilo. El Gobierno implementará una orden que hará que la mayoría de solicitantes que transiten por otro país antes de pisar suelo estadounidense no tengan la opción de pedir la protección. 

La nueva política se aplicará principalmente en la frontera sur con México, lo que supone un varapalo para los migrantes centroamericanos, que suponen el grueso de la ola migratoria que afronta Washington. 

Existen algunas excepciones para aquellos a quienes se les haya negado el asilo en los países que cruzaron previamente o las personas que hayan sido objeto de trata. El cambio de las reglas llega después de que se anunciaran redadas durante el fin de semana en 10 ciudades para expulsar a 2.000 extranjeros que tienen orden de deportación.

Los Departamentos de Justicia y el de Seguridad han anunciado en un comunicado que la nueva orden pretende “mejorar la integridad del proceso” al imponer más restricciones o límites de elegibilidad a los extranjeros que buscan asilo en EE UU. La norma también se aplicará a niños que hayan cruzado la frontera solos. El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin K. McAleenan, ha reconocido que los fondos extra (4.600 millones de dólares), aprobados en junio por el Congreso, fueron vitales para frenar el flujo migratorio, pero remarcó que no serán suficientes si no se cambian las leyes de inmigración. «Hasta que el Congreso pueda actuar, esta norma interina ayudará a reducir el factor que impulsa la migración irregular hacia EE UU», sostuvo McAleenan en el comunicado.

Fuente: EL PAÍS

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?