Johnson blinda el Brexit con suspensión del Parlamento

Desde que Boris Johnson emprendió su campaña para ser el primer ministro de Reino Unido dejó claro que su proyecto es conseguir una salida del país de la Unión Europea a toda consta, con o sin acuerdo con la colectividad, y para el 31 de octubre de ese año.

Y esa meta que trazó para conquistar a los votantes del Partido Conservador comenzó a dibujarla ayer miércoles cuando anunció que suspendería las labores del Parlamento de Reino Unido, lo que impide que los diputados puedan frenar su gobierno.

El organismo solo sesionará los primeros días de septiembre y se irá a un descanso hasta el 14 de octubre, dos semanas antes de que se cumpla la fecha límite para el Brexit. Entonces, los diputados que defienden un retiro de la Unión Europea con acuerdo, los anti Brexit o hasta los que apoyan que se haga un nuevo referendo, quedan con pocas posibilidades de crear una jugada política para enfrentar las intenciones de Johnson.

El escenario se complica al considerar que la propia Reina Isabel II aprobó la solicitud del primer ministro de suspender el Parlamento. Por ese motivo, el internacionalista y profesor de la Universidad Sergio Arboleda, Fabio Sánchez, considera que se está alejando la posibilidad de un Brexit negociado.

“Figuras políticas como John Major podrían presionar, incluso el líder de la oposición Jeremy Corbyn (Partido Laborista) ha expresado su disgusto, pero resulta complicado que deslegitimen una aprobación de la Reina, una figura que históricamente poco se ha cuestionado”, indica Sánchez.

Fuente: Agencia EFE

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?