Este es el esquema de Queiroz para la Selección Colombia

Todo cambio es traumático, incluso en el fútbol. Acostumbrados a ver a Colombia actuar casi de la misma manera durante cinco años, a partir de la lesión de Radamel Falcao García que lo sacó del Mundial de 2014, a algunos les cuesta acostumbrarse a la idea que quiere manejar Carlos Queiroz, el técnico portugués de la Selección.

Queiroz se la ha jugado por un equipo que, de base, juega un 4-3-3, pero que a lo largo de los partidos muestra variantes. Con eso, las cifras, por ahora, hablan bien de su trabajo: son diez partidos al mando de Colombia, con balance de seis triunfos, tres empates y apenas una derrota, con 14 goles anotados y solo cuatro recibidos, y con la recuperación de un factor que había sido importante en selecciones anteriores: en ocho de los diez partidos sacó su arco en cero.

¿Qué tanto afecta el cambio de Colombia al 4-3-3, después de años con un 4-5-1 en la era de José Pékerman? “No hay sistemas malos, todo depende de la forma como se apliquen y de tener los jugadores para hacerlo. En el caso de Colombia, tiene jugadores no solo para jugar con ese sistema sino con cualquier otro. El sistema, con los jugadores que hay, da más colectividad, es más equipo, en todos los sentidos. Es un equipo que tiene parámetros tácticos”, dijo Jorge Luis Pinto, técnico de la Selección entre 2007 y 2008, entrenador de la Selección de Costa Rica que llegó a cuartos de final de Brasil 2014 y actual DT de Millonarios.

“Es un sistema como todos los sistemas. Si está bien trabajado, los jugadores están convencidos y hay calidad, se puede salir campeón. Brasil jugó con ese mismo sistema en la Copa América: línea de cuatro; tres en la mitad, Casemiro, Arthur y Coutinho, y tres arriba, Gabriel Jesús, Firmino y Everton. Y fue campeón.

Venezuela jugaba igual y quedó eliminado, ¿por qué?, porque no tiene el mismo trabajo ni la misma materia prima”, explicó Gerardo Pelusso, campeón de la Copa Suramericana con Santa Fe en 2015 y extécnico de la selección de Paraguay.

En la defensa, Queiroz mantiene como titulares el arquero y los dos centrales de la última época de Pékerman, David Ospina, Yerry Mina y Dávinson Sánchez. Pero ha hecho ajustes por los laterales, tratando de conseguir más marca.

Santiago Arias, otro de los que vienen del Mundial de Rusia, estuvo en la Copa América, pero alternó con Stefan Medina, emergente en la etapa anterior. Por la izquierda, entró William Tesillo, acostumbrado a jugar como central en Colombia, pero convertido en lateral en México, donde juega en el León.

“Los sistemas de juego, en general, son solamente una herramienta que tiene el entrenador, más dentro de sus funciones y de distribuir los jugadores en el campo. Todo sistema tiene cosas positivas y cosas en contra”, agregó Pelusso.

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?