El aire contaminado podría atravesar la placenta de mujeres embarazadas

Las partículas de carbono negro que contaminan el aire que respiramos llegan hasta la zona de la placenta donde se encuentra el feto en desarrollo en las mujeres embarazadas, según un estudio que acaba de salir a la luz.

La investigación fue publicada por la revista científica Nature Communications y podría suponer el primer paso para explicar por qué la polución está vinculada a un mayor riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro y bajo peso al nacer.

Es la primera vez que se prueba que el hollín —este tipo de partículas— «atraviesa la placenta», lo cual había sido sugerido, pero no se había podido demostrar hasta ahora, se lee en el estudio.

Los expertos de la Universidad de Hasselt (Bélgica) a cargo de la investigación dicen que las mujeres embarazadas pueden tomar medias preventivas, como evitar las calles con mayor tráfico.

Los científicos analizaron las placentas de cinco bebés que nacieron prematuramente y de otros 23 embarazos a término completo. Usando imágenes de alta resolución, descubrieron partículas de carbono negro en el lado fetal de cada una de las placentas que observaron.

Las 10 madres que vivían más cerca de carreteras transitadas y, que por tanto habían sido expuestas a niveles más altos de polución durante el embarazo, tenían más partículas de contaminación en la placenta, en comparación con las que fueron expuestas a una polución menor, quienes vivían al menos a 500 metros de esas carreteras. Los investigadores creen que esas partículas viajan desde los pulmones de la madre hasta la placenta.

Uno de los investigadores sugiere que las mujeres «no deberían obsesionarse demasiado a la hora de caminar por la calle, pero pueden pensar en buscar maneras de reducir su exposición (a partículas de carbono)».

Fuente: La BBC

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?