Con corales impresos en 3D Israel busca salvar a los océanos

Los arrecifes de coral en todo el mundo están sufriendo de un proceso de deterioro como resultado del cambio climático, causas naturales y actividades humanas, en especial cosecha de corales para acuarios.

Investigadores israelíes se pusieron como objetivo conseguir una solución que ayude a contrarrestar el efecto que tiene la desaparición de los corales.

Para hacerlo, científicos de la Universidad de Ben Gurion y del Instituto de Tecnología Technion, desarrollaron varios corales impresos en 3D para que se conviertan en nuevos hábitats para los peces que, en algunos casos, incluso prefirieron estos corales a los naturales.

Mientras que existe una gran variedad de proyectos para ayudar a contrarrestar el efecto de la desaparición de los corales, esta iniciativa es la primera que se enfoca en reproducir de forma exacta los corales para simular la estructura y funcionalidad de los corales naturales, con cualidades como el flujo de agua alrededor de las estructuras, los tamaños específicos para adaptarse a la diversidad de especies de peces y la cercanía a los alimentos.

n el estudio realizado, los investigadores utilizaron herramientas de diseño en 3D para escanear colonias de corales naturales que luego manipular de forma estructural y espacial para imprimir corales artificiales aptos. Tras estudiar los resultados, instalaron cuatro tipos de corales impresos en varios colores y los resultados fueron sorprendentes.

Con el estudio, los investigadores pudieron determinar cuáles cualidades son más importantes para poder «adaptarse» al ambiente marino y a las preferencias de los peces. Tras imprimir varios modelos 3D, fueron instalados en un arrecife en Eilat, al sur de Israel.

Los científicos luego monitorearon los corales por varios meses para identificar la actividad de los peces alrededor y descubrieron que «aceptaron» ampliamente los corales artificiales y que en algunos casos prefirieron los diseños y colores artificiales a los corales naturales vivos.

«Nos sorprendió descubrir que el color importa», explicó el profesor Nadav Shashar de la Univ. Ben Gurion. «Los humanos no toman en cuenta los colores de afuera de una casa antes de comprarla, posiblemente porque pueden pintarla. Los peces, por el contrario, indicar que el color de su potencial nueva casa era un factor decisivo. Las especies de peces que ven colores mostraron una clara preferencia por los corales coloridos que por aquellos más sombríos».

En su próxima etapa, los investigadores quieren comenzar a imprimir arrecifes completos y no solo corales aislados: «Utilizando herramientas y métodos de diseño digital, podemos ayudar en el esfuerzo global para encontrar mejores prácticas futuras para proteger y restaurar arrecifes de coral que están siendo aniquilados rápidamente».

Fuente: Aurora Israel

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?