Encías sangrantes o en mal estado pueden indicar problemas pulmonares y cardiovasculares

Las encías y el corazón tienen una relación íntima. Más estrecha y personal de la que pensamos. Pero, ¿cómo es posible? ¿Encías y corazón? Sí. Y es que los odontólogos pueden avisarnos de un posible problema cardiovascular a través del estado de nuestras encías. Por lo que una encía en mal estado y por ende una boca no muy saludable, no sólo pueden estar perjudicando nuestra salud bucal sino también nuestra salud cardiovascular. Pero ¡ojo! también unas malas encías pueden aumentar el riesgo de padecer en el futuro otras patologías…

Una encía en mal estado significará «un alto nivel de bacterias que pueden pasar al flujo sanguíneo y acabar afectando a otras zonas del organismo. La boca forma parte del cuerpo y por tanto, se interrelaciona con otros órganos», asegura Mª José Jiménez, especialista en periodoncia e implantología de la Clínica Dental Ciro en Madrid.

Pero también hay otros signos o señales de alarma -además del sangrado de encías- que nos indican que puede que algo no vaya bien. Según expone la periodoncista: enrojecimiento de las encías; mal aliento; hipersensibilidad al frío; movilidad o separación de los dientes; dientes más largos o incluso su pérdida.

Las enfermedades periodontales también pueden traer consigo más problemas. «La evidencia científica está constatando que una enfermedad periodontal aumenta el riesgo cardiovacular, favorece la enfermedad pulmonar y también complicaciones durante el embarazo, aumentando el riesgo de partos prematuros», asegura. Por lo que una salud periodontal afecta a más áreas de nuestra salud de las que podíamos pensar.

Fuente: El Español

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?