Un hongo microscopio es capaz de detener la malaria

Un equipo de científicos del Reino Unido en Kenia pueden tener la clave para detener la malaria: un hongo microscópico que infecta a los mosquitos e impide que transmitan la enfermedad

Es bien conocido que la malaria o paludismo se transmite a través de la picadura de los mosquitos, que son el vector de propagación del parásito Plasmodium falciparum, que causa la enfermedad que mata a 400.000 personas al año, la mayoría niños.

Desde hace años se intenta detener la enfermedad, e incluso se habla de erradicar totalmente a los mosquitos. Los tratamientos existentes consisten en eliminar el parásito de la sangre cuando infecta a una persona, pero este descubrimiento abre la puerta para detener a la enfermedad mucho antes, en los propios mosquitos.

El microbio que puede bloquear la malaria se llama Microsporidia MB, y pertenece a una familia de hongos que vive en el intestino y los genitales de los insectos y por lo general son parasitarios.

Esta nueva especie de Microsporidia fue descubierta estudiando los mosquitos de las orillas del Lago Victoria en Kenia. Los investigadores se dieron cuenta de que los mosquitos infectados por el hongo no tenían el parásito de la malaria. Según el estudio publicado en la revista Nature, el hongo protegía a los mosquitos.

Este microbio se encontró solo en el 5% de los insectos estudiados. El hongo Microsporidia MB podría estar reforzando el sistema inmunitario del mosquito, o hacerlo inmune al parásito de la malaria. Si el mosquito no tiene el parásito, no lo puede transmitir a las personas a través de las picaduras.

Los investigadores están investigando ahora si pueden liberar mosquitos infectados en el medio natural, o utilizar esporas para suprimir la enfermedad. Para que tuviera un efecto en el contagio al menos el 40% de los mosquitos deberían estar infectados con el hongo, que se transmite entre insectos adultos y también a las larvas.

Hay otros casos parecidos de control de enfermedades mediante microbios. Un tipo de bacteria llamada Wolbachia dificulta la propagación del dengue por los mosquitos. Mediante estos métodos se puede detener las enfermedades sin eliminar a los mosquitos, lo que podría perturbar los ecosistemas en los que viven estos insectos.

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?