lunes, septiembre 20

El origen de los alimentos encurtidos

0

El encurtido, el proceso de preservar alimentos en sal o salmuera, tiene una larga historia. Durante miles de años, encurtir frutas y verduras (incluso carne, pescado y huevos) permitió almacenar comida a largo plazo. En los años previos a la refrigeración, esto era crucial para asegurarse de tener suficiente comida durante todo el año.

Hay dos métodos de encurtido. Marinar alimentos en vinagre u otro líquido ácido mata la mayoría de las bacterias, asegurando que los alimentos encurtidos puedan durar años incluso sin refrigeración. Los encurtidos pueden también marinarse en salmuera, un líquido salado. Esto produce fermentación, ayuda a que crezcan bacterias comestibles y previene el desarrollo de bacterias dañinas que puedan descomponer el alimento.

El origen histórico de los encurtidos se encuentra en la antigua Mesopotamia. Ciertos apuntes históricos cuentan que hace más de 4.000 años ya se preparaban alimentos bajo esta técnica.

Los encurtidos llegarían a China gracias a los comerciantes, y de ahí, se distribuyeron mundialmente. Durante el Imperio Romano también se consumieron frecuentemente, ya que se consideraban un alimento beneficioso para la salud.

De hecho, Julio César se encargaba de que sus soldados los consumiesen con cierta regularidad, puesto que les otorgaba una gran capacidad para mejorar las condiciones físicas de los militares.

Fuente: Aishlatino

Share.