viernes, diciembre 3

Hayan bálsamo de Galaad de 2000 años de antigüedad

0

Décadas antes de la destrucción del Segundo Templo, alguien, un judío, posiblemente un peregrino, recorrió el imponente camino que conectaba el estanque de Siloé en las afueras de Jerusalén con el Monte del Templo. Llevaba un valioso anillo con una piedra de amatista grabada. Pero por alguna razón la piedra preciosa cayó al suelo y se deslizó al canal de drenaje subterráneo. Unos 2.000 años después, la pequeña joya ha sido recuperada al cribar el suelo durante una excavación arqueológica en la zona.

La rama alargada con cinco frutos grabados en la piedra llamó la atención de los expertos porque era distinta a cualquier otra especie que se haya encontrado representada en grabaciones de la época. La piedra ovalada también representa un pájaro, probablemente una paloma.

Los expertos concluyeron que la piedra tallada probablemente es la primera imagen conocida del bálsamo de Galaad, mencionada de manera eminente en la Biblia, así como en fuentes judías e históricas posteriores. Así lo anunció la Autoridad de Antigüedades de Israel junto con la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel.

Un hallazgo sorprendente
“Este es un hallazgo importante porque puede ser la primera vez que se descubre un sello en todo el mundo con un grabado de la preciosa y famosa planta, que hasta ahora solo podíamos leer en descripciones históricas”, dijo el arqueólogo Eli Shukron, quien condujo la excavación en los cimientos del Muro Occidental en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel y la Ciudad de David.

El bálsamo de Galaad
El llamado “bálsamo de Galaad” era una resina o especia aromática que se utilizaba para producir perfumes, incienso y medicinas. El arbusto que producía la resina con la cual se preparaba el bálsamo crecía tan abundantemente en Galaad en la época del Antiguo Testamento que llegó a conocerse como “bálsamo de Galaad”.

Era conocida como tzari en hebreo o árbol de bálsamo (nataf); o más tarde en el período de la Mishná “caqui”. Su nombre científico moderno es commiphora gileadensis. Esta planta de «caqui bíblica» no está relacionada con la fruta de caqui color naranja común en nuestros días.

El nombre de la planta es mencionado en Génesis, cuando los hijos de Jacob se sientan a comer después de arrojar a su hermano José a un pozo, deciden venderlo como esclavo en el relato de Génesis 37:25 “Y se sentaron a comer pan; y alzando los ojos miraron, y he aquí una compañía de ismaelitas que venía de Galaad, y sus camellos traían aromas, bálsamo y mirra, e iban a llevarlo a Egipto”.

Más tarde, en Éxodo, se incluye la misma palabra de la especie en los ingredientes del incienso. “El Eterno dijo a Moisés: ‘Te traerán especias aromáticas, savia de bálsamo, onica, gálbano y otras especias aromáticas con incienso puro. Cada una tendrá el mismo peso, y hará de él incienso, un perfume según el arte del perfumista, mezclado, puro y santo”, se lee en dos versículos del capítulo 30.

También se sabía que el bálsamo de Galaad era un componente del perfume favorito de la legendaria reina de Egipto, Cleopatra.

Lo menciona además el profeta Jeremías (8:22: “¿No hay bálsamo en Galaad?”; y 46:11: “Sube a Galaad, y toma bálsamo”.)

El bálsamo de Galaad “era uno de los ingredientes utilizados para hacer el incienso del Templo durante el Período del Segundo Templo, que es cuando se hizo este sello”, señaló Shukron. También se utilizaba en el aceite de la unción de los reyes y sacerdotes.

Fuente Protestante Digital

Share.