viernes, diciembre 3

Hayan vestigios de la Ruta de los Reyes de Judá en Israel

0

Armas, vigas de madera quemadas, monedas y una estructura fortificada helenística están siendo desenterrados en las excavaciones de la AAI en el bosque de Laquis. Las excavaciones se están llevando a cabo como parte del proyecto de la Ruta de los Reyes de Judá.

Todo en cooperación con el Fondo Nacional Judío, financiado por el Ministerio de Jerusalén y Patrimonio, con la ayuda de estudiantes de secundaria que se especializan en el programa de Estudios y Arqueología de la Tierra de Israel del Ministerio de Educación. Y de estudiantes del programa premilitar Asher Ruach Bo en Mitzpe Ramon para jóvenes en riesgo.

La excavación reveló un edificio planificado como una unidad bien fortificada. Los muros exteriores estaban construidos con grandes piedras y tenían un glacis exterior inclinado para evitar que el muro fuera escalado. El interior de la estructura estaba dividido en siete habitaciones, conservadas a una altura excepcional de dos metros. La excavación descubrió una escalera que conducía a un segundo piso, que no se conservó. Se calcula que el edificio tenía unos cinco metros de altura.

El yacimiento se encuentra en la cima de una colina alta desde la que se ve la antigua carretera principal. Esta discurría por el cauce del Nahal Lasquis y conectaba la llanura costera con la cresta central de las tierras altas. El edificio tiene vistas a Maresha, la mayor ciudad helenística de la zona y la capital de Idumea en el periodo helenístico.

Durante la excavación, se retiraron miles de grandes piedras que se habían derrumbado de la parte superior del edificio. Debajo de las piedras se descubrió una enorme capa de destrucción de medio metro de espesor. En esta capa se encontraron cientos de hallazgos, como cerámica, hondas, armas de hierro, vigas de madera quemadas y docenas de monedas fechadas a finales del siglo II a.C. «Según los hallazgos y las monedas, la destrucción del edificio puede atribuirse a la conquista de la región de Idumea por parte del líder asmoneo Juan Hircano en torno al año 112 a.C.», afirman los arqueólogos.

Los asmoneos, cuya rebelión contra el dominio helenístico y la dinastía seléucida siguió los decretos antijudíos de Antíoco IV, libraron muchas batallas contra el ejército seléucida. Las conquistas de Juan Hircano, descritas en los Libros de los Macabeos y en los relatos del historiador Josefo, propiciaron la expansión del Estado asmoneo hacia el sur.

Según el director general de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Eli Eskozido, «las historias de los macabeos están cobrando vida ante nuestros ojos. Y ésta es la parte más fascinante del trabajo de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Cuando arqueólogos dedicados y trabajadores dan vida a los anales históricos de los pueblos que pasaron por esta tierra. Dentro de unos días celebraremos Hanukkah, cuyo tema central es la derrota de los asmoneos contra los helenos. Esta condujo al establecimiento de la primera entidad judía soberana e independiente. Los asmoneos no podían imaginarse que, 2.000 años después, los estudiantes que viven en el Estado de Israel seguirían sus pasos. Es sumamente emocionante».

Para concluir, el ministro de Cultura y Deportes Chili Tropper agregó: «La AAI hizo un nuevo descubrimiento, un ejemplo clásico de cómo las historias tradicionales, bien conocidas y queridas, pasan a formar parte del registro histórico y arqueológico. La participación de docenas de jóvenes, que tuvieron la rara oportunidad de conocer la historia del pueblo judío cara a cara, dio un impulso adicional al evento. El Ministerio de Cultura y Deportes seguirá apoyando esta importante iniciativa, que combina patrimonio, historia y cultura”.

Share.