lunes, enero 24

El ganado acorrala a la Amazonia

0

Desde 2016, las reses que circundan los parques nacionales La Macarena, Picachos, Tinigua y Chiribiquete se han duplicado. ¿Por qué y cómo se han podido apropiar los particulares de tierras públicas reservadas?

El número de vacas que pastan en los bordes -y a veces en el interior- de varios parques nacionales naturales en Meta y Caquetá, y que protegen la ecología de la Amazonia colombiana está aumentando año tras año, desde 2016, cuando las guerrillas de las Farc firmaron el Acuerdo de Paz y dejaron de ser el poder armado de la región.

El número de reses sin permiso para pastar pasó de 80.719 en 2016 a 194.808 en 2020 -un crecimiento del 141 %- en veredas colindantes con zonas de reserva forestal y parques nacionales naturales y regionales, o que incluso tienen territorios dentro de estas áreas protegidas. Así lo revelan ciclos de vacunación comparables en registros oficiales de los últimos cinco años.

Fuente: EL Espectador

Share.