El dúo Harold y Elena presentan el tema de adoración, «Hay un hambre»

El dúo Harold y Elena presentan el tema de adoración, «Hay un hambre», como una oración en la que ruegan a Dios habitar continuamente en su presencia. Es un clamor por una comunión permanente y transformadora, y a la vez, un llamado a quien ha descuidado su relación con Dios, a reconectarse con el Padre celestial. 

El tema fue compuesto por Madison Grace Binion y Mitch Wong, e interpretado originalmente en inglés por David y Nicole Binion, de quienes Elena Witt-Guerra escuchó la canción en un congreso en Chicago, dejando un profundo impacto en su corazón, de tal manera, que decidió hacer la adaptación al español para poder ministrar con ella en su propia congregación en Houston, Hosanna Woodlands. El resultado fue esta apasionada grabación, realizada durante una de las conocidas «Noches de Adoración» de dicha iglesia. 

El centro de «Hay un hambre» es, sin duda, la comunión con Dios. «Todos tenemos momentos en los que no estamos siendo llenos por el Señor; dejamos que nuestras rutinas o las cosas que mantienen nuestra atención en la vida nos distraigan de nuestro tiempo a solas con él», comenta Elena, «pero llega un punto al que toda persona que ha estado cerca del corazón de Dios tiene que regresar». La canción lo expresa así: «Nada podrá satisfacer mi profundo anhelo. Cuando esperanza ya no hay y todo se perdió… vuelvo a tu presencia…». 

De acuerdo a Elena, buscar a Dios en esos momentos de sentir el hambre por su presencia traerá como resultado que «él siempre se revelará en una forma que nos vuelve a enamorar». Con base en su experiencia personal, esa reconexión espiritual provoca querer esos encuentros más seguido, «y por eso», dice ella, «hay que vivir con ese sentimiento de hambre y sed por estar en su presencia, para activamente mantenernos conectados a él». Así lo proclama uno de los versos de este nuevo sencillo: «Lo siento como fuego en mí, ardiendo con poder. Yo solo te quiero a ti, no hay más que pedir». 

El videoclip de «Hay un hambre» en el que tanto ella como Harold ministran a la congregación con este tema, se grabó también durante esa «Noche de Adoración» en Hosanna Woodlands.

«Esperamos que “Hay un hambre” sea un clamor que muchos puedan cantar genuinamente, y ver cómo Dios responde en su vida y en sus comunidades», concluye Elena. 

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?