Los Blanets, planetas negros

Cuando imaginamos un agujero negro, con la ayuda del cine. es terrorífico. Un inmenso abismo devorando todo lo que hay a su alrededor. Pero en esencia, un agujero negro es un cuerpo que ejerce gravedad, igual que una estrella, y esto hace posible que haya planetas en órbita alrededor de agujeros negros, miles de ellos.

Un equipo de astrónomos de la Universidad de Kagoshima en Japón ha dado un nuevo nombre a estos planetas que giran alrededor de agujero negro. Se llaman «blanets» (de black planets, planetas negros). El estudio en preimpresión publicado en The Astrophysical Journal analiza los posibles mecanismos por los que el polvo puede formar gigantescos remolinos alrededor de un agujero negro, y agregarse para formar planetas en una «zona segura».

Los agujeros negros son el resultado del colapso de una estrella. A medida que las reacciones de fusión en el interior de una estrella convierten el hidrógeno en elementos cada vez más pesados, la densidad de la estrella aumenta.

Los agujeros negros solo tienen unos pocos kilómetros de radio, pero pueden tener una masa entre 10 y 100 veces la del Sol. A medida que engullen otros cuerpos celestes aumentan en masa y tamaño. Ejercen una atracción gravitatoria tan grande que se conocen sistemas estelares en los que una o más estrellas orbitan alrededor de un agujero negro.

Por su parte los planetas se forman cuando las nubes de polvo alrededor de una estrella se condensan por la gravedad. Los astrónomos japoneses proponen una alternativa: hay planetas que se forman directamente alrededor de agujeros negros supermasivos activos en el corazón de las galaxias.

Todo esto son cálculos, porque por el momento no es posible detectar directamente estos objetos. Los «blanets» se unen a una creciente familia de objetos estelares con nombres raros.

Fuente Cornell University

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?