Leopoldo López volvió a la escena política

La vuelta a la escena política del dirigente opositor venezolano Leopoldo López, tras haber sido apartado por el régimen de Nicolás Maduro hace más de seis años, tendrá sus implicaciones dentro y fuera de Venezuela.

Por una parte, se espera que López busque convertirse en la nueva cara de la oposición en el exterior, con lo que especialistas como el abogado Mariano de Alba prevén ajustes en la estructura existente de la oposición fuera de Venezuela.

Al hablar de los dirigentes opositores que actualmente están presentes en el imaginario venezolano, el director de la encuestadora Delphos, el estadístico Félix Seijas, ubica a López por debajo de Juan Guaidó, y por encima del dos veces candidato presidencial Henrique Capriles Radonski, y de la dirigente de Vente Venezuela, María Corina Machado.

“Si hablamos de números, él (López) siempre ha mantenido un muy buen nivel, incluso en estas circunstancias ha seguido siendo el líder opositor, después de Juan Guaidó”, aclara Seijas, al tiempo que revela que el porcentaje de venezolanos que ven en López una imagen favorable está entre el 40 y el 45 por ciento, un nivel que considera “bastante alto” y que “difícilmente” cambiará en el corto plazo.

Pero las cosas podrían cambiar a partir de las polémicas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, y, sobre todo, después del 5 de enero de 202 1, cuando se prevé que se instale la nueva Asamblea Nacional.

Durante su alocución de este martes, López reiteró, una y otra vez, su reconocimiento a Guaidó como presidente interino de Venezuela, y aseguró estar actuando en su nombre y como parte de un equipo que lidera.

“Leopoldo no viene en plan de disputarle a Guaidó su liderazgo de manera expresa. No viene a atacarlo, desmarcarse (…). Pero él sabe que lo de Guaidó tiene fecha de caducidad, porque, se quiera o no, el 5 de enero, cierra la actual AN (…) y eso cambia el juego. Por más que Guaidó quiera imponer la tesis de la continuidad administrativa, no tiene fuerza para ello, ni en el Tribunal Supremo de Justicia, ni militar”, dijo el politólogo Luis Salamanca.

Fuente. EL TIEMPO

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?