Muerte provocas por la contaminación atmosférica fueron el doble debido a los combustibles fósiles

Un nuevo estudio comprueba que las muertes provocadas por la contaminación atmosférica en 2018 fueron el doble de las calculadas debido a los combustibles fósiles

Los combustibles fósiles, especialmente el carbón, la gasolina y el gasóleo, son una de las principales fuentes de partículas finas en el aire, el componente de la contaminación atmosférica responsable del incremento en la mortalidad y enfermedades en todo el mundo.

Las partículas finas de menos de 2,5 micras (PM2,5) provocan problemas respiratorios y pueden causar la muerte por su facilidad para entrar en los pulmones o el flujo sanguíneo, según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

El último estudio de Global Burden of Disease, el mayor estudio sobre las causas de la mortalidad mundial, cifraba en 4,2 millones las muertes mundiales causadas por las partículas contaminantes presentes en el aire. Esto también incluye el polvo y el humo de los incendios forestales y las quemas agrícolas.

Este tipo de investigaciones se basaban en observaciones por satélite y de superficie para estimar las concentraciones medias anuales de partículas en el aire. Por este motivo no se podía diferenciar la procedencia de las partículas.

Los investigadores también estimaron la mortalidad debida a las infecciones respiratorias en niños menores de cinco años en América y Europa. Calcularon un total de 876 muertes anuales en América del Norte, 747 en América del Sur y 605 en Europa.

Comparte

× ¿Cómo puedo ayudarte?